Prueba de Usabilidad

Las pruebas de usabilidad son procedimientos con los que se puede probar la usabilidad de una web. Utilizando métodos empíricos, una prueba de usabilidad ofrece posibilidades para optimizar la experiencia del usuario. El resultado de tal prueba puede llevar a cambios en el diseño o en la redacción de la web, lo que debería llevar a un aumento de las conversiones. Este es el caso, en particular, del comercio electrónico. Las pruebas de usabilidad también pueden ser un aspecto del desarrollo ágil de un software.

Antecedentes[editar]

¿Cómo puedo mejorar mi web o software, o desarrollar la interfaz para que tanto el usuario como yo tengamos el mejor resultado? Se pueden utilizar muchos métodos para responder a esta pregunta. Los procesos analíticos intentan resolver este problema teóricamente, en el sentido de que el usuario está categorizado como un cierto "tipo de usuario". Por otra parte, los procesos empíricos funcionan sobre la base de hechos establecidos.

Con las pruebas de usabilidad, se desarrollan métodos que proporcionan una situación fáctica clara. La implementación de las pruebas tiene la ventaja de que (especialmente el análisis web) se pueden implementar online. Esto beneficia al cliente en términos de coste, especialmente en comparación con los métodos más tradicionales, ya que las pruebas se pueden realizar en gran medida en sus propias webs.

Tipos y métodos[editar]

Las pruebas de usabilidad se pueden utilizar para muchas áreas y métodos diferentes. Los posibles objetivos de las pruebas son:

  • Comprobación de la usabilidad diaria del software en la fase de desarrollo (por ejemplo, mediante prototipos en papel)
  • Análisis de escenarios definidos en el marco de una compra (por ejemplo, en una tienda online o para mejorar las tasas de conversión)
  • Análisis de una web para explicar fenómenos como una alta tasa de rebote o un bajo tiempo de retención.

Se utilizan los siguientes métodos:

  • Encuestas in situ
  • Pruebas A/B
  • Eye Tracking
  • Pruebas think aloud
  • Prueba de daltonismo
  • Evaluación heurística
  • Escala de Usabilidad del Sistema

Dependiendo del tipo de prueba, se puede pedir activamente a los participantes que tomen parten, y se les pueden dar pautas adicionales para analizar un escenario más exactamente. Sin embargo, también es posible implementar pruebas de usabilidad sin informar explícitamente al usuario, por ejemplo a través de las versiones A/B de una web. En este caso, sólo la base de datos es la que decide. Las pruebas también pueden ser implementadas bajo condiciones de laboratorio para obtener los resultados más neutrales. Estas pruebas se suelen realizar en un laboratorio de usabilidad.

Para las pruebas de usabilidad online, se pueden utilizar herramientas de análisis de sitios web como Google Analytics u otros programas de analítica digital. Un método alternativo para probar la facilidad de uso de un producto es el recorrido cognitivo.

Importancia para el SEO[editar]

Con la ayuda de las Pruebas de Usabilidad, los SEOs pueden transmitir empíricamente cómo se comportan los visitantes de su web (ya sea su sitio web completo o sólo una página), o cuál es su experiencia de usuario. De esta manera, los problemas con la tasa de clics o rebotes en el proceso de pedido pueden ser descubiertos y resueltos. La ventaja de las pruebas de usabilidad radica en que generalmente utilizan métodos empíricos, por lo que los resultados se documentan de forma clara y comprensible. Mientras que los cambios del Webmaster en el diseño de la página se llevan a cabo a través de su instinto, las pruebas de usabilidad crean resultados claros que se pueden utilizar para la optimización de la tienda o SEO. Las pruebas de usabilidad son un aspecto importante de la optimización sostenible de motores de búsqueda o de la optimización de la conversión, porque Google mide la cantidad de tiempo que un usuario permanece en una página después de hacer clic en el resultado en los SERPs, y permite que este proceso influya en el posicionamiento de una palabra clave.