Tasa de Rebote

La tasa de rebote, conocida en inglés como Bounce Rate, es el ratio entre las visitas que recibe un sitio web y el número de visitantes que han abandonado el sitio web en la primera página. También se puede determinar el Tiempo de Permanencia de las visitas.

La Tasa de Rebote y la Analítica Web[editar]

La tasa de rebote es un indicador muy útil a la hora de determinar el éxito de una página o de un proyecto SEO. En el ámbito del SEA, la tasa de rebote muestra la eficiencia de las campañas publicitarias de display o anuncios de texto.

600x400-tasaderebote-es-01.png

En el SEM, por ejemplo, los anuncios se adaptan generalmente al concepto de la página que acoge el anuncio. Sin embargo, es muy importante que la página de aterrizaje, Landing Page, muestre exactamente lo que el usuario se espera a través del anuncio.

Interpretaciones de los valores[editar]

La tasa de rebote varía dependiendo de la industria y del sector. Es importante analizar las razones de un posible porcentaje elevado, pero teniendo en consideración que la tasa de rebote no es un porcentaje plano. Se recomienda analizar el benchmark, es decir, el punto de referencia de una industria similar, ya que puede ayudar a evaluar la tasa de rebote obtenida.

También es muy importante diferenciar entre nuevos visitantes y clientes habituales, para nuevos visitantes la tasa de conversión es siempre mayor. Por otra parte, también es posible que los visitantes que seleccionaron un anuncio y fueron redireccionados a la página se vayan más rápidamente que aquellos que entran a visitar la página por sí mismos.

Posibles razones para una Tasa de Rebote elevada[editar]

  • Sitio web con una página única: se recomienda analizar el tiempo de permanencia de las visitas para evaluar el nivel de satisfacción del usuario y su experiencia en el sitio web, es decir, si el usuario ha encontrado lo que buscaba o no. Resulta también muy útil analizar su comportamiento para ver si ha realizado alguna descarga, etc.
  • Integración errónea de los códigos de seguimiento: todas las herramientas de analítica web funcionan con códigos de seguimiento y se deben instalar en el código fuente. Si surgen errores durante la instalación esto puede generar un aumento considerable de la tasa de rebote.
  • Diseño del sitio web malo: si un usuario no puede encontrar lo que busca, es importante plantearse cambiar el diseño del sitio web para disminuir la tasa de rebote.

Contenido pobre: quien optimiza un sitio web solo para obtener un mejor posicionamiento suele recibir una tasa de rebote mayor. Esto sucede porque los visitantes no encuentran la información que esperan.

Tasa de Rebote vs Porcentaje de Abandono[editar]

A veces la tasa de rebote se confunde con la porcentaje de abandono. Sin embargo son dos indicadores diferentes tanto a nivel analítico como a nivel fundamental.

La tasa de rebote contempla aquellos usuarios que abandonan el sitio web de inmediato sin haber navegado mínimamente en el sitio web, es decir, abandonan la página sin haber visitado otras páginas del sitio web. Sin embargo, el porcentaje de abandono contempla toda la sesión de navegación de un usuario y es un porcentaje que determina el nivel de abandono que tiene cada página. Es decir, en qué página ha abandonado el usuario nuestro sitio web.

Relevancia para el SEO[editar]

Tanto para el SEO como para la Analítica Web, la tasa de rebote es un valor que debe analizarse para encontrar potenciales de optimización.

Cuando un visitante entra en un sitio web a través de un resultado de Búsqueda Orgánica y decide abandonar de inmediato la página, esto indica a los motores de búsqueda que esta página no ofrece lo que el usuario espera, y Google lo tiene en consideración a la hora de establecer el posicionamiento del sitio web en los SERPs.

La tasa de rebote ofrece información importante para el SEO como, por ejemplo, si la calidad del diseño y del contenido es buena, la tasa de rebote se verá reducida. Además, este valor sirve como indicador del éxito de las campañas publicitarias SEA.

Enlaces web[editar]