Búsqueda Orgánica

La búsqueda orgánica se refiere a los resultados de búsqueda que aparecen en los motores de búsqueda de forma natural, sin ser influenciados por la publicidad de pago. Los resultados de la búsqueda orgánica se clasifican según su relevancia para el término de búsqueda. Por lo tanto, no incluyen anuncios, pero pueden incluir snippets como mapas, imágenes, artículos o el gráfico de conocimiento.

Definición[editar]

Las búsquedas orgánicas engloban todos los resultados de búsquedas que aparecen gracias al algoritmo individual de los motores de búsqueda. Esto lo establece el operador del motor de búsqueda y puede variar de un proveedor a otro. Por los tanto, los SERPs en Google, Bing o Yahoo pueden no coincidir. No es posible comprar “posicionamiento” en los SERPs. Por lo tanto, la búsqueda orgánica se diferencia de los resultados de búsqueda de pago en que en el segundo su posicionamiento depende de cuánto esté dispuesto a pagar el anunciante.

600x400-busquedaorganica-es-01.png

Manipular el posicionamiento de las búsquedas orgánicas[editar]

En el contexto del SEO es posible que el posicionamiento de un sitio web en los SERPs sea manipulado pero conlleva mucho tiempo y trabajo. De acuerdo a un estudio del blog inglés Moz.com, cada sitio web presenta un coste de entre 1000 y 7500 dólares para mejorar su posicionamiento. El precio medio por hora de las agencias SEO está entre 76 y 200 dólares.

El experto Avinash Kaushik de Google Analytics determina que el 86% de los usuarios prefieren las búsquedas orgánicas. Con un posicionamiento entre los primeros resultados, los sitios web pueden alcanzar un nivel mucho más elevado de tráfico que a través de la publicidad privada.

Si se quisiera obtener el mismo tráfico a través de los anuncios que el que se obtiene en las búsquedas orgánicas, los costes serían mucho más elevados que los de la optimización de los motores de búsqueda. El Coste Por Clic (CPC) con el SEO es mucho menor que el de los anuncios de pago (SEA).

Factores del posicionamiento[editar]

Existen muchos factores distintos que afectan al posicionamiento. Algunos ejemplos son:

  • Participación en las redes sociales (Facebook, Google+, Twitter, Pinterest)
  • Estructura de enlaces internos y externos
  • Factores técnicos (longitud de la URL, tiempo de carga, etc.)
  • Calidad y estructura del contenido
  • Medios de comunicación de calidad como imágenes y vídeos

Todos los métodos de optimización del posicionamiento en los resultados de búsqueda se dividen en dos áreas: Optimización OnPage y OffPage. La optimización OnPage es todo aquello relacionado con la optimización de tu sitio web. Es decir, el contenido, la estructura de enlaces internos, la velocidad de carga y navegación, etc. Por el otro lado, la optimización OffPage toma parte fuera de tu sitio web, por ejemplo, a través de link building o actividades en redes sociales.

Relevancia en el SEO[editar]

Mejorar el posicionamiento en las búsquedas orgánicas es el objetivo principal de la optimización SEO. Debido al aumento de la competencia, conseguir dicho objetivo se ha convertido en una tarea verdaderamente complicada. Además, Google actualiza con regularidad sus algoritmos por lo tanto expertos en SEO tienen que aplicar lo antes posible los cambios necesarios para no perder el posicionamiento obtenido. A veces es incluso necesario eliminar medidas SEO precedentes para no ser penalizados con la nueva actualización. Esto pasó, por ejemplo, con la conocida “link degradation”, en particular durante el periodo posterior a la actualización de Google Penguin en abril de 2012.

Enlaces Web[editar]