Navegador

Un navegador (también: browser) es un programa de ordenador que te permite ver documentos y datos y navegar por la red. Los navegadores pueden mostrar diferentes tipos de recursos de información; principalmente documentos HTML, sin embargo, también son posibles otros tipos de archivos y contenido multimedia, como PDF, JPEG, MPEG, GIF o el lenguaje de meta marcado. Mediante el uso de complementos especiales y la configuración correspondiente, los navegadores son compatibles con Flash, JavaScript o Java Applets para que el contenido multimedia interactivo esté disponible o para reenviar direcciones de correo electrónico a un programa de correo electrónico.

600x400-Navegador-es-01.png

Información general

El navegador se utiliza en los PC para navegar por Internet y por la web. Basado en el verbo inglés "to browse", los navegadores permiten realizar varias funciones, incluyendo la búsqueda, navegación y desplazamiento de recursos de Internet. Normalmente, los navegadores están preinstalados en un sistema informático. Los dispositivos móviles, como smartphones, las tablets, contienen navegadores móviles. Los navegadores web conocidos son Mozilla Firefox, Internet Explorer, Safari, Opera y Google Chrome.

A nivel mundial, los navegadores difieren significativamente en sus cuotas de mercado. Google Chrome es el navegador más utilizado[1] . Históricamente, las llamadas guerras de navegadores han sido relevantes para el desarrollo de las cuotas de mercado actuales.

Cómo funcionan los navegadores

Los navegadores son comúnmente interfaces gráficas de usuario para aplicaciones web. Ofrecen una variedad de funciones para recuperar recursos, navegar en ellos, realizar búsquedas o almacenar marcadores.

El navegador suele funcionar con el modelo cliente-servidor, en el que el cliente web se comunica con un servidor utilizando protocolos estandarizados (HTTP, HTTPS o FTP). Si accedes a una dirección URL en el navegador, este se pondrá en contacto con el servidor. La URL contiene un prefijo que indica al servidor con qué protocolo se deben recuperar los datos. Al introducir una dirección de Internet como www.ejemplo.com, el navegador utiliza el protocolo HTTP y recupera los datos almacenados allí.

Si el recurso está disponible y ha sido referenciado unívocamente por la dirección correcta, el browser interpreta los datos y se los muestra. Esta visualización de datos también se denomina renderización. La recuperación de un recurso por medio de una URL o URI se llama fetching. El servidor responde al navegador pasando el documento HTML solicitado y los recursos asociados, como archivos CSS o JavaScript, al navegador. El motor de diseño del navegador es responsable de la conversión del código fuente y de los motores JavaScript para la ejecución de scripts.

Renderizado HTML

El proceso de conversión de recursos en sitios web se puede mostrar de forma simplificada.

  • El marcado HTML y las etiquetas CSS se analizan y se convierten en un árbol de contenido. El árbol de contenido es una estructura según el modelo de objeto de documento (DOM), que consiste abstractamente en nodos y bordes. El primer nodo es el propio documento, que comienza así:
<html></html>

El siguiente nodo puede ser un cuerpo HTML que se especifica de esta manera:

 <body> </ body> 

Esto es seguido por más etiquetas como párrafos, imágenes o divisiones anidándolas en cada documento HTML.

  • El árbol de contenido DOM se transfiere a una estructura de representación basada en el marcado. Este es básicamente el patrón para la visualización posterior. Basado en rectángulos que tienen características visuales tales como colores, posiciones y dimensiones, el diseño se construye estructuralmente. El orden de los rectángulos depende de la visualización de tu pantalla.
  • Ahora se crea la disposición del árbol de contenido. Cada nodo DOM recibe las coordenadas exactas para su visualización en pantalla y las posibles propiedades de estilo adicionales de los archivos CSS. La estructura se transfiere a un layout.
  • La pintura es lo siguiente: Cada nodo del árbol de render se muestra en la interfaz gráfica de usuario tal y como se especificó en el código fuente HTML, incluyendo las propiedades CSS.

El motor de diseño funciona sucesivamente para mejorar la experiencia del usuario. El navegador mostrará inicialmente cualquier dato que haya recibido del servidor sin necesidad de analizar todo el documento. El tamaño de los archivos y los requisitos técnicos (cliente, motor de diseño, servidor, transferencia de datos por banda ancha) afectan a la velocidad de transmisión de datos. En condiciones favorables, el tiempo de carga no será superior a unos pocos milisegundos. Funciones como compresión, caché y minificación pueden mejorar adicionalmente el tiempo de carga de los recursos.

Ahora puedes utilizar el documento HTML y hacer clic en un vínculo en el documento, por ejemplo, o utilizar los botones Adelante y Atrás. Tales interacciones pueden causar que el proceso comience de nuevo, lo que se llama reflujo HTML.[2] Sin embargo, por regla general, parte del código fuente se almacena en la caché del navegador para que no tenga que ser recargado. Además, los scripts pueden cargarse durante la comunicación HTTP entre el navegador y el servidor. Esto se hace frecuentemente en el lado del usuario a través de la inyección JavaScript. Los scripts son llamados por el cliente y llevados a cabo sin una nueva comunicación HTTP. Esta transmisión de datos asíncrona reduce las llamadas del cliente a los archivos del servidor y hace que la aplicación web sea interactiva hasta cierto punto. La ejecución de scripts se realiza mediante motores JavaScript.

Navegadores de texto

Este tipo de navegadores sólo proporcionan texto y, por lo tanto, se denominan navegadores basados en texto o navegadores sin cabeza (ejemplos: Lynx, Links, w3m). Estos navegadores se utilizan para mostrar sitios desde la perspectiva de un programa de ordenador. Los motores de búsqueda utilizan navegadores basados en texto para analizar los recursos e incluirlos en su índice. Los navegadores basados en texto suelen formar parte de crawlers, bots o arañas. Sin embargo, también puede utilizar este tipo de navegador para probar sitios y emular lo que ve el rastreador de un motor de búsqueda[3].

Navegadores sin conexión

Los navegadores sin conexión se utilizan principalmente para navegar por documentos locales sin conexión a Internet. Los navegadores predeterminados (por ejemplo, Internet Explorer) también le permiten trabajar sin conexión. Los marcadores se pueden establecer y los sitios están disponibles sin conexión para recuperarlos más tarde.

Otros navegadores

Además, hay muchos navegadores especiales diferentes que han sido diseñados sólo para un sistema en particular. Los navegadores móviles son un ejemplo; los motores de búsqueda de bibliotecas son otro. Los navegadores para PDAs y otros dispositivos a menudo tienen que ser adaptados a estos sistemas.

Navegadores: plug-ins, seguridad y personalización

Los plug-ins son pequeños programas de usuario que amplían la funcionalidad de un navegador. Especialmente para la optimización de motores de búsqueda, hay numerosos plug-ins de navegador que le permite a uno revisar una página web rápida y fácilmente para factores específicos dentro y fuera de la página. Los metadatos de una página o una dirección IP pueden determinarse rápidamente por medio de plug-ins especiales. Las barras de herramientas específicas de un tema pueden instalarse en un navegador para obtener acceso rápido a los datos relevantes mientras se navega.

La configuración de seguridad de los navegadores es extremadamente importante cuando los usuarios quieren protegerse de ataques, crawls o publicidad no deseada. Típicamente, estos ajustes deben ser especialmente adaptados. Los plug-ins opcionales suprimen ciertas acciones del navegador, como Ghostery, AdBlocker o el disfraz de direcciones IP. Navegadores como Tor te permiten navegar por la web de forma anónima sin el uso de datos personales. Muchos navegadores pueden ahora personalizarse visual y funcionalmente para que el navegador se adapte a los deseos del usuario y cumpla con las altas exigencias de protección de datos y privacidad.

Importancia para el SEO

Dado que los navegadores representan el programa con el que se puede acceder a los sitios web, son relevantes para la optimización de motores de búsqueda y el diseño web. Las funcionalidades de los sitios web deben probarse con diferentes navegadores y dispositivos. Esto parece ser especialmente necesario en el sector comercial, ya que las tiendas en línea pueden perder ingresos si los procesos individuales no funcionan correctamente. Además, los diseñadores web y SEOs pueden influir en numerosos factores a través de la programación, optimización y pruebas. Ejemplos de ello son los tiempos de carga del sitio web, almacenamiento en caché en los navegadores, compresión de datos, minimización de recursos, diferentes aspectos de usabilidad y experiencia de usuario.

Referencias

  1. Estadísticas de Navegador stetic.com. Visitado el 30/05/2018
  2. Notas del HTML Reflow www-archive.mozilla.org. Visitado el 19/02/2016
  3. ¿Qué es un navegador sin cabeza? blog.arhg.net. Visitado el 19/02/2016

Enlaces Web

Categoría