Rentabilidad Social

La Rentabilidad Social (Return on Investment (SROI)), es una cifra de la economía que, a diferencia del ROI clásico, no se basa en el beneficio monetario en relación con el capital utilizado, sino que calcula el valor añadido para la sociedad en función de las inversiones realizadas.

Antecedentes[editar]

Los servicios de instituciones u organizaciones sociales son, generalmente, difíciles de medir. Lo mismo se aplica al compromiso social de las empresas. Con el método de SROI, se intenta utilizar un modelo económico con un propósito social. El valor añadido de las acciones sociales para la sociedad se puede determinar con la ayuda de un indicador de esta manera.

La idea de la SROI se desarrolló en la Fundación William y Flora Hewlett, que se dedica a innumerables actividades sociales en todo el mundo.

En este modelo, los valores no sólo se calculan sobre la base de factores económicos, sino que los componentes económicos y sociales también deben incluirse. Un valor creado de esta manera puede, dependiendo del tipo de inversión, ser negativo si no se realizan suficientes inversiones en compromiso social.

El concepto de Rentabilidad Social sigue desarrollándose en la actualidad. En muchas zonas del mundo se está intentando poner en práctica la construcción teórica.

Métodos[editar]

Deben cumplirse algunos requisitos previos para medir el Rentabilidad Social. Inicialmente, es importante que las medidas sociales y/o económicas investigadas se lleven a cabo durante un período de tiempo más largo. Los objetivos concretos se acordarán de antemano con los destinatarios del servicio, las partes interesadas.

A continuación, se llevarán a cabo los siguientes pasos:

  • Cálculo de las inversiones necesarias para las medidas
  • Determinación de las ventajas que se derivan de las medidas sociales. Estos pueden ser el ahorro de costes, la reducción de gastos o la mejora de la calidad.
  • Las ventajas determinadas son monetizadas, por lo tanto convertidas en dinero. Como alternativa, se pueden utilizar escalas independientes para medir las ventajas.
  • Los impuestos y los intereses se deducen de los ahorros.
  • Si existen conexiones financieras con inversores públicos o privados, éstas también se incluirán en el cálculo de la SROI.

Crítica[editar]

El principio de la Rentabilidad Social es a menudo criticado, porque en teoría supone una asunción demasiado grande de los beneficios sólo para la sociedad. Sin embargo, en la práctica existen mayoritariamente varios grupos que se benefician de un compromiso social por parte de empresas o entidades públicas.

Otros puntos débiles del método pueden ser que la precisión de la medición depende de las circunstancias. Si se trata de medidas difíciles de convertir en unidades monetarias o los impactos se producen con mayor retraso, el cálculo de la SROI será impreciso.

Beneficios para las empresas[editar]

El método de la Rentabilidad Social es útil para las empresas que quieren ser socialmente activas, ya que de esta manera, el efecto del compromiso social puede ser incluido en los cálculos económicos. Así, el éxito de los proyectos sociales será más fácil de medir, ya que valores como el reconocimiento de la marca o la imagen pueden ser incluidos en el cálculo a través del análisis exacto de los grupos de interés y de los objetivos claramente definidos. Estos indicadores no se tienen en cuenta al calcular el ROI normal.

Las organizaciones sin fines de lucro pueden demostrar a las empresas que se benefician a través del compromiso social con la ayuda de la SROI.