Plug-In

Plug-in se refiere a aplicaciones de software que son programadas usando interfaces para extender la funcionalidad de otro software.

Cómo funcionan los plug-ins[editar]

Si un producto de software es utilizado por mucha gente, pronto habrá una gran demanda de características adicionales. Por lo tanto, cada vez más proveedores de software construyen interfaces que permiten programar nuevas características y conectarse con el software. De este modo, un software algo limitado se transforma en un todoterreno para las más diversas necesidades.

Diferencia entre plugins y complementos[editar]

Los términos plugin y add-on a menudo se utilizan indistintamente. Sin embargo, esto es estrictamente incorrecto. Un plugin es una extensión de un software, que también puede funcionar sin el programa principal real. Un complemento, por otro lado, extiende el software, pero no puede ejecutarse sin él y, por lo tanto, sólo es útil en combinación con el programa principal.

Un ejemplo clásico son los complementos del navegador. Los navegadores modernos como Mozilla Firefox, Google Chrome o Internet Explorer están diseñados para que puedan ampliarse con complementos en cualquier momento. Así, por ejemplo, se puede actualizar su seguridad, simplificar la gestión de marcadores o la búsqueda en la web y ajustar la visualización del navegador.

Plugins para software de escritorio[editar]

Existen plugins para ciertos programas de edición de imágenes. Los representantes típicos de esta categoría son Photoshop, Gimp e IrfanView. A través de un plugin, se pueden añadir filtros gráficos o complementar la capacidad de procesamiento para ciertos formatos gráficos, por ejemplo. También hay disponibles aplicaciones de gráficos vectoriales o software 3D. Los plugins también se utilizan en los siguientes productos de software:

  • Software de correo electrónico (incluyendo calendario, gestión de contactos, seguridad, herramientas lingüísticas)
  • Reproductores multimedia (como efectos de audio y vídeo, decodificadores)
  • Programas secuenciadores (como sintetizadores de software y efectos)
  • Software para edición de audio
  • Plugins para software de Internet

Los sistemas de gestión de contenidos se pueden ampliar casi infinitamente a través de plugins. Hay alrededor de 27.000 plugins disponibles sólo para WordPress, Joomla o TYPO3 también tienen grandes directorios de plugins. Estas extensiones pueden realizar las siguientes funciones, por ejemplo:

  • Características de SEO.
  • Lucha contra el spam.
  • Creación de un mapa del sitio.
  • Seguimiento de los datos de los visitantes.
  • Funcionalidad de la tienda en línea.
  • Galerías y correderas.
  • Consultas de seguridad / captcha.
  • Formularios de contacto.
  • Enlace a los servicios de medios sociales.

Los sistemas de tienda de código abierto también se amplían con plugins. Ejemplos típicos de sistemas de tienda basados en módulos son Magento, xt:Commerce y Shopware. Los fabricantes de software ofrecen grandes mercados con cientos o incluso miles de extensiones que son proporcionadas en parte por el fabricante. Sin embargo, muchos de estos módulos son programados por terceros de forma gratuita o para su compra.

Ventajas y desventajas de los plugins[editar]

La ventaja de los plugins está claramente en la funcionalidad mejorada sin tener que comprar ningún software adicional. Estas extensiones suelen ser gratuitas. La instalación generalmente simple y sobre todo automatizada es ventajosa también. El acceso al plug-in se realiza directamente a través de la navegación del software principal.

Los plugins pueden plantear un problema cuando son programados por un tercero y están disponibles para su descarga. En este caso, a menudo no hay ningún control sobre si la funcionalidad especificada se proporciona sin restricciones. No se puede garantizar que el software no tenga vulnerabilidades de seguridad.

Relevancia para el SEO[editar]

Para la optimización de motores de búsqueda, los plugins tienen importancia en la medida en que determinados navegadores, sistemas de gestión de contenidos y sistemas de tiendas pueden ampliarse con funcionalidades SEO. Con los complementos y las barras de herramientas del navegador, se pueden rastrear indicadores importantes como el índice de visibilidad o los backlinks. Ayudan con la investigación de  palabras clave, analizan el código fuente o muestran información sobre el Whois de un sitio web.

En los CMSs, los plugins pueden ayudar a manejar las acciones de optimización más importantes de una página, por ejemplo, la actualización de metadatos, la optimización de imágenes, el almacenamiento en caché y los enlaces internos. Mediante el uso de módulos, los sistemas de tiendas pueden ampliarse con rich snippets, etiquetas canónicas, funciones de blog, sitemaps, URLs amigables y muchas más funciones de SEO. Los plugins no ofrecen ninguna información que no pueda obtenerse a través de otras herramientas, pero como normalmente son gratuitos y llevan la información más reciente directamente al lugar correcto, pueden facilitar enormemente el trabajo de los optimizadores de motores de búsqueda.