Coste por Pedido (CPO)

El Coste por Pedido (CPO en sus siglas en inglés) se refiere a los costes incurridos durante una compra, un envío de un pedido o cuando se da una lead E-Commerce. En el marketing online, el CPO se utiliza para calcular todos los costes incurridos en el curso de un pedido o cuando se genera un cliente potencial. Estos incluyen los gastos de publicidad, los gastos de suscripción y los gastos de envío obligatorios. Es una medida utilizada para determinar la eficacia de las medidas de marketing y se utiliza a menudo en el marketing de afiliación y la publicidad en Internet. El coste por orden también se denomina coste por cliente potencial.

Cálculo del CPO[editar]

El CPO se calcula de la siguiente manera: Los costes totales de una acción se dividen por el número de reacciones.

CPO = Coste de la acción / Número de reacciones

Al determinar el beneficio, el presupuesto de la campaña online es importante para el uso del coste por pedido. Sin embargo, el CPO no se utiliza para determinar el ingreso neto en un sentido comercial. Más bien, se utiliza para determinar la eficacia de las campañas de marketing con respecto al presupuesto utilizado. Aquí, el foco está en el número de reacciones que resultaron de una campaña publicitaria específica.

Uso de CPOs[editar]

El CPO es el modelo más utilizado en la publicidad en línea. Si se muestra un anuncio o banner, muchos usuarios pueden verlo, pero no todas las impresiones dibujan un clic (ver coste por clic (CPC) o a una compra. Esta es la razón por la cual se utilizan el CPO y otros modelos de coste por área. Con el CPO, es posible medir el éxito real del anuncio.

El valor del coste por pedido es más que una medida en el marketing de afiliación. Es un modelo de facturación que implica una campaña, un seguimiento y el pago de comisiones dentro de este modelo. Como regla general, el CPO está conectado a una tarifa que paga el vendedor de un producto por la colocación de anuncios en las web de sus afiliados y socios. El CPO a menudo implica una cantidad fija o un porcentaje de las ventas que se pagan a los socios.

Importancia para el marketing online[editar]

El CPO es un método contable que se basa en las ventas reales. Esto tiene una ventaja significativa para los vendedores de productos: son capaces de escalar sus medidas de publicidad de una manera mejor y sólo pagan por las ventas reales realizadas. Aunque un cierto porcentaje se paga a los afiliados, son éstos los que proporcionan su inventario para la presentación de la publicidad a los clientes potenciales. El CPO también está orientado al margen logrado: Las compañías que venden productos caros generalmente pueden permitirse valores más altos de CPOs, mientras que los márgenes de ventas pequeños son más bien compatibles con valores bajos de CPOs. Básicamente, la meta de la compañía es mantener el valor del CPO lo más bajo posible. El modelo CPO es superior a otros conceptos, que no tienen en cuenta el valor real de las medidas publicitarias de la empresa. Esto se debe a que el tráfico, las impresiones de página y los índices de clics no necesariamente generan ventas, incluso cuando éstas son importantes desde el punto de vista del marketing en buscadores. Por lo tanto, el CPO reduce el riesgo de gastar demasiado en publicidad a un valor de utilidad bajo y es particularmente crucial para las pequeñas y medianas empresas que tienen un presupuesto más menor pero desean hacer publicidad de manera efectiva.

Enlaces web[editar]