Análisis DAFO

El análisis DAFO es una técnica de dirección estratégica que se utiliza para ayudar a personas o empresas a identificar las Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas relacionadas con la competencia empresarial y la planificación de proyectos.

Definición

La expresión DAFO (SWOT analysis en inglés) se compone por las siglas de las palabras: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Las Fortalezas y Debilidades corresponden a factores internos mientras que las Oportunidades y las Amenazas, a externos.

Análisis DAFO.png

Factores internos

Para poder identificar cuáles son tus propios puntos fuertes y tus debilidades es necesario analizar cuál es la situación de tus competidores y comparar los datos obtenidos del análisis previo con los datos de tu empresa. Este es el modo más simple de descubrir en qué aspectos tu empresa es líder y en qué otros no para poder, de este modo, definir los puntos fuertes y las debilidades.

Fortalezas

Las fortalezas son aquellas características de una empresa que la posicionan en una situación de ventaja en relación a sus competidores y pueden hallarse con el análisis USP. Es decir, son aspectos que permiten a la empresa destacar de sus competidores:

  • Costes fijos bajos
  • Trabajadores altamente cualificados
  • Usar la venta cruzada, o cross-selling.
  • Usar el upselling como estrategia de Marketing
  • Buenas infraestructuras
  • Productos innovadores
  • Conocimientos técnicos avanzados
  • Lealtad de los trabajadores
  • Productos de alta calidad
  • Flexibilidad ante los cambios del mercado
  • Estructura organizativa horizontal y procesos de decisión cortos

Para identificar las fortalezas, necesitas comprobar cómo se han alcanzado situaciones de éxito en el pasado, y cuáles son las diferencias entre tu empresa y tus competidores.

Debilidades

Las debilidades de una empresa son las características que la podrían poner en una situación de desventaja ante sus competidores. Posibles ejemplos son:

  • Dependencia de un proveedor
  • Clientela reducida
  • Mala posición de ventas
  • Baja calidad
  • Precios elevados
  • Sistema IT anticuado
  • Cambios en el personal muy frecuentes
  • Poca conciencia de marca

Para descubrir cuáles son tus debilidades, te puedes hacer la siguiente pregunta: ¿Por qué mis clientes potenciales han preferido comprar a mis competidores y no a mí?

Factores externos

En este apartado se analizan factores externos a la empresa. Este análisis externo ayuda a la empresa a conocer oportunidades y amenazas que pueden presentarse en un futuro. Algunos ejemplos son: cambios en los mercados, cambios legales y cambios en las tendencias.

Oportunidades

Las oportunidades son cambios externos que podrían convertirse en ventajas para la empresa. Algunos ejemplos son:

  • Cambio en las tendencias y el desarrollo de la sociedad
  • Cambios en el comportamiento de los consumidores
  • Progreso tecnológico
  • Nichos en el mercado
  • Grandes potenciales del mercado
  • Nuevos canales de distribución

Amenazas

Las amenazas son cambios externos que pueden convertirse en desventajas para un empresa. Por ejemplo:

  • Cambios legales negativos para la empresa
  • Cambios negativos en la bolsa de valores o en los tipos de cambio
  • Nuevos competidores
  • Competidores más económicos (de países con salarios muy bajos)
  • Caída de los precios por un exceso de oferta
  • Poca actividad económica

Análisis y estrategias

Todas las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas se presentan de forma organizada en el análisis DAFO. De esta forma se crean conexiones de un modo muy visual. Con estos resultados se llevan a cabo estrategias para mejorar el posicionamiento de la empresa en el mercado y definir cuáles son las medidas a tomar. Las estrategias más importantes son:

  • Estrategia ofensiva: Es la más deseada por las empresas. Combina oportunidades y fortalezas, y se consigue aprovechándose del entorno que rodea a la empresa, tratando de eliminar todas las debilidades y amenazas.
  • Estrategia defensiva: Perfeccionar fortalezas para minimizar amenazas. Con esta estrategia las empresas se preparan para afrontar mejor el futuro.
  • Estrategia de re-orientación: Aprovechar las oportunidades del entorno para mejorar las debilidades.
  • Estrategia de supervivencia: Consiste en evitar amenazas y minimizar debilidades. De esta manera se intenta reducir las amenazas del mercado y a la vez, reducir internamente las debilidades. Esta situación se debe evitar en la medida de lo posible.

Críticas

El DAFO tiene algunos puntos débiles que cuestionan su relevancia:

  • Subjetividad: no solo la selección sino, también, la evaluación de los factores no siguen un patrón objetivo. Existe el riesgo de que no se les dé la suficiente importancia a factores importantes. También es posible que las fortalezas y las oportunidades reciban mayor consideración para, a veces, justificar decisiones que ya han sido tomadas.
  • Darle poca importancia a los competidores: a pesar de que los competidores sí que forman parte del análisis, a veces pasan desapercibidos en las categorías de oportunidades y amenazas. Es muy importante reaccionar a tiempo a los cambios de los competidores y del mercado con estrategias apropiadas.
  • Ausencia de puntos de referencia: no existen referentes de carácter estándar que faciliten la evaluación y la comparación de los datos obtenidos con este análisis.
  • Mucho esfuerzo y tiempo: para que el análisis sea relevante se precisa cuanta más información posible. Esto lleva muchísimo tiempo y esfuerzo.

Enlaces web

Categoría